Educar para Ser

Se trata de un proyecto de la Consejería de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid junto con el equipo de investigación “Educar para Ser”, de la Universidad de Murcia.
Se trata de un proyecto de innovación educativa que desarrolla un currículo de estimulación de las habilidades no cognitivas o habilidades de autorregulación de los estudiantes, compatible con el currículo oficial, que tiene como objetivo la mejora del bienestar presente y futuro de los alumnos y alumnas.

Este proyecto se inició con alumnado de 4 años de edad (segundo curso, 2º ciclo de Educación Infantil) en el curso escolar 2018/2019  y va avanzando a curso por año hasta llegar al final de la Educación Primaria. 

 

Distribución horaria

En Educación Infantil se realizan dos sesiones a la semana de unos 45 minutos cada una. Las actividades incluyen cuentos que enseñan estrategias de autorregulación con la ayuda del león Flama y sus amigos, actividades creativas, donde se trabaja el funcionamiento ejecutivo desde la música…
En Educación Primaria, durante el curso 2020/2021 se realizará una única sesión a la semana en la asignatura de lengua y se desarrollarán programas específicos por asignaturas relacionados con el currículo, por ejemplo educación para el esfuerzo en tiempo inciertos, llevado a cabo en diciembre de 2020.

 

Objetivos

La evidencia científica sugiere que una estimulación adecuada de las habilidades no cognitivas de los estudiantes contribuirá a:

  • reducir los comportamientos disruptivos

  • mejorar las habilidades emocionales y sociales de los estudiantes

  • reducir la frecuencia e intensidad de los problemas de acoso y violencia escolar, para los que se ha desarrollado un programa específico

  • mejorar el rendimiento medio de los estudiantes así como sus expectativas educativas

  • reducir el abandono educativo temprano

  • reducir la probabilidad de problemas con la justicia, abuso de sustancias estupefacientes, desempleo, etc.

Asimismo, la estimulación de las habilidades no cognitivas tiene un marcado componente inclusivo. Las principales dificultades de aprendizaje (dislexia, trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad, trastorno del espectro del autismo, etc.) son caracterizadas clínicamente como trastornos de la función ejecutiva o de autorregulación, por lo que este proyecto contribuye a crear entornos educativos más inclusivos.

 

Puesta en marcha

Los pasos a seguir, serán los siguientes:

  • Formar a los maestros de los colegios participantes en el conocimiento de estas habilidades y en las estrategias de enseñanza que conducen a su estimulación.

  • Realizar un seguimiento de la implementación del proyecto por medio de reuniones técnicas de seguimiento en la que se pongan en común las experiencias obtenidas implementando el currículo por maestros de diferentes colegios.

  • Evaluar los efectos que este proyecto tiene en el desarrollo cognitivo, emocional y social de los estudiantes de educación infantil y primaria. Para ello los padres y maestros deberán cumplimentar un breve cuestionario por estudiante y curso, al tiempo que se pasa a los niños una prueba de medición del funcionamiento ejecutivo diseñada específicamente para este proyecto que dura unos cinco minutos por niño, una vez al año. Esta información se pondrá en conocimiento de los colegios, al tiempo que se desarrollarán planes de mejora individualizados para los estudiantes con mayor dificultad de autorregulación en cada grupo.